martes, 27 de marzo de 2012

¿El diluvio destruyó a todos los seres vivientes?


Todos conocemos el relato del diluvio en la época de Noé, y cómo este patriarca construyó una gran arca en la cual introdujo alimentos para él y los animales para un año por lo menos, animales en parejas, y a su familia compuesta por 8 personas.
Está bien creer en milagros y no me opongo a ellos, pero la historia del diluvio, como generalmente la aceptamos y la hemos oído por años, tiene otros elementos que me han hecho revisar este evento para distinguir que fue real, qué está en las escrituras efectivamente y qué es parte de ideas personales de autoridades.
Los elementos que tradicionalmente oímos sobre el diluvio son los siguientes:
  • Que el diluvio cubrió todo el planeta, alcanzando el nivel del agua a cubrir el Himalaya por varios metros.
  • Que todos los animales y personas murieron excepto la familia de Noé y los animales del arca.
  • Que toda la población actual son descendientes de Noé.
  • Que el diluvio fue el bautismo de la tierra

Hay razones suficientes para tener dudas aceptables sobre un diluvio con todas las características mencionadas. El centro generalmente de la interrogante principal es la universalidad del diluvio, esta creencia es aceptada por los miembros de la iglesia sin ningún problema, pero quiero ofrecer un punto de vista distinto y plausible dentro de nuestro pensamiento mormón sobre este evento.
Año del Diluvio
Si podemos confiar en la cronología bíblica, que es bastante bien construida y confirmada por las escrituras modernas, el diluvio se ubica en entre los años 2.500 y 2.300 a.C., unos 1.600 años de la creación de Adán y Eva.
Tradiciones y registros
Es cierto que hay muchos pueblos que conservan tradiciones de un diluvio, uno de los más conocidos e importantes es la tradición sumeria que se encuentra registrada en caracteres cuneiformes, y narran una historia bastante similar a la de Noé. Pero también existen varios pueblos que no tenían ninguna historia o relato significativo a este evento como los egipcios que tenían la capacidad de llevar registros pero sólo conservaban anotaciones de las crecidas del Nilo, por lo menos las encontradas hasta ahora.
Continuidad histórica
Siguiendo con los egipcios, las primeras cinco dinastías dominaron Egipto en una época pre-diluviana. No parece que haya muerto toda esa nación y comenzado desde cero a establecer un nuevo pueblo con el mismo tipo de escritura, dioses, y otros elementos culturales. Algo muy similar ocurre con la cultura china.
Registros sedimentarios
Un diluvio que haya cubierto la tierra con agua por casi un año dejaría rastros de sedimento que permitieran a los geólogos de todo el mundo establecer este evento con una fecha aproximada a la bíblica, pero no existe esas marcas en el estrato de la tierra. Algunos creen que la gran glaciación corresponde con el diluvio, pero hay varios miles de años de diferencia.
Animales autóctonos
Si todos los animales del mundo estuvieron en el arca no sería difícil encontrar Kanguros en diferentes partes del mundo, así como llamas, ornitorrincos, etc. Pero lo que observamos es que hay animales que por miles de años han habitado una sola región como Madagascar, Australia, América, Galápagos, etc. No podríamos entender esto si sólo hace 4.300 años todos estuvieron compartiendo un mismo hábitat.
Qué dicen las escrituras
Los versículos que describen la magnitud del diluvio son los 19-20 del capítulo 7 en adelante. Estos versículos nos han enseñado como fue:

Y las aguas prevalecieron mucho sobre la tierra; y todos los montes altos que había debajo de todos los cielos fueron cubiertos. Quince codos más alto prevalecieron las aguas; y fueron cubiertos los montes. (Génesis 7:19-20)
Lo primero que es importante revisar es el significado de la palabra “tierra”, la biblia usa las palabras eretz y adamah que son traducidas por “tierra”, pero se usan indistintamente para nación, país, campo o terreno. No tienen necesariamente la connotación de "el planeta tierra". Por esto podemos pensar que el relato del diluvio se refiera más a un evento local percibido por quien vivió esa experiencia. Si Noé  partió en América en el arca hasta Asia, al navegar por al océano debe haber sentido que se inundó todo el planeta, no veía montañas ni cumbres lo que lo debe haber llevado a pensar que estaba sobre todos los montes por varios metros.

En las escrituras modernas no encontramos una referencia al diluvio de que haya cubierto todo monte. En la Perla de Gran Precio la narración termina con la predicación de Noé, no tenemos la narración completa del diluvio. Doctrina y Convenios habla de Noé pero sólo como personaje histórico para completar la línea del sacerdocio. El Libro de Mormón menciona que el diluvio cubrió la tierra, pero no que su nivel superara la cumbre de las montañas, la tierra entera pudo ser cubierta con agua por lluvia, pudo haber llovido en todo el planeta quizás y de esta forma el diluvio cubrió toda la tierra. Gran cantidad de metros de nieve pudo acumularse en la cima de los montes y siendo la nieve otro estado del agua puede coincidir con el versículo.
El bautismo de la tierra
Existe una idea ampliamente difundida de que la tierra fue bautizada por medio de este diluvio. Esta idea tiene su origen en el siguiente comentario de Pedro:

los que en otro tiempo fueron desobedientes, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, a saber, ocho, fueron salvadas por agua. El símbolo de la cual corresponde al bautismo que ahora nos salva (no quitando las inmundicias de la carne, sino como la petición de una buena conciencia ante Dios) por la resurrección de Jesucristo, (1 Pedro 3:20-21).
Pedro es capaz de observar en el diluvio un símbolo de purificación de la tierra por agua con el bautismo que purifica a las personas creyentes. Pedro no dice que la tierra recibió su bautismo durante el diluvio y tampoco lo hacen las escrituras modernas. Se debe reconocer que José Smith parafraseó algo similar al decir “la tierra fue lavada de su iniquidad por el diluvio…”(History of the Church  1:283). Podemos entender que la eliminación de pueblos inicuos por agua equivale a una limpieza o lavado de la tierra de esa iniquidad, pero no es idéntico a decir que fue un bautismo como entendemos la ordenanza salvadora.

El hecho de que la tierra sea celestializada no significa que deba pasar por un bautismo. Si otras criaturas, además de los hijos de Dios, deben ser bautizados por sus pecados, ¿cuál es el pecado de la tierra? Ella no es responsable por lo que hacen las personas sobre ella. Pero para qué ir más lejos, no es doctrina en ningún libro canónico ni discursos que recuerde, que el bautismo se extienda a otros seres para ser celestializados. Aun habrá seres humanos en el reino celestial sin que hayan tenido un bautismo, como es el caso de los niños que murieron antes de los 8 años, ya que por ellos no se realizan bautismos vicarios.
El versículo clave
Durante la experiencia de Enoc con el Señor, se le permite ver los hechos futuros como el diluvio sobre sus descendientes. Enoc era el vice abuelo de Noé, y el Señor le promete:

Y el Señor no pudo resistir; e hizo convenio con Enoc, y le juró con juramento que detendría las aguas; que visitaría a los hijos de Noé; y expidió un decreto inalterable de que un resto de su descendencia siempre se hallaría entre todas las naciones, mientras permaneciese la tierra; (Moisés 7:51-52)
La parte clave dentro de estos versículos es “un resto de su descendencia siempre se hallaría entre todas las naciones”, si todas las naciones estarían compuestas por la descendencia de Noé, entonces no tiene sentido esta promesa, pues la promesa establece que en cada nación habría algún o algunos descendientes de Noé, y por tanto de Enoc.

Este versículo establece que hubo sobrevivientes al diluvio además de los que estuvieron dentro del arca, lo que confirmaría que el nivel del agua no subió a la altura de los montes más altos. Da sentido a la historia registrada de los pueblos que no se vieron afectados mayormente por el diluvio. No parece que la voluntad de Dios fuera destruir toda la vida sobre el planeta, pues Noé no tenía por instrucción salvar a los animales acuáticos, ellos sobrevivieron por sus medios, de igual forma como lo deben haber hecho otros seres terrestres.

Creo en el diluvio, que Noé siguió los consejos de Dios, predicó y salvó a su familia juntamente con animales de un diluvio catastrófico que produjo la muerte de millones de personas, y que permitió el traslado de Noé a Asia. Claramente no tengo todas las respuestas, pero si una visión plausible de los hechos que pudieron ocurrir durante ese húmedo evento.

 Ver:



 Roberto
laperladegranprecio.blogspot.com

1 comentario:

  1. Estimado hermano: Muy interesante su razonamiento. me gustarìa comentar, en cuanto a la doctrina de que el diluvio fue el bautismo de la tierra, usted dice que no puede ser porque la tierra no tenìa pecados, y los pecados de los seres humanos no se le pueden achacar a ella. Pero defendiendo esta idea, le puedo decir que el Salvador era sin pecado y aùn asì se bautizò para cumplir con toda justicia; por lo tanto, la tierra se bautizò para cumplir con toda justicia. De esa forma sì encaja la idea del bautismo de la tierra.
    He estado meditando por varios dìas el enigmàtico versìculo en Moisès 7:52, he llegado a algunas conclusiones, pero no las escribirè porque tengo la sospecha que absolutamente nadie leerà este comentario jamàs. Pero si alguien lo lee y le interesa, entonces lo escribirè. Despuès de todo, uno no debe estar arrojando conocimientos sagrados en un lugar que nadie verà.
    Saludos fraternos desde Chile.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...