jueves, 17 de mayo de 2012

Profesor Ansthon y su conocimiento de los caracteres



Así como hoy muchas industrias alimenticias o químicas buscan un certificado de alguna universidad que avale o asegure a sus clientes que el producto que ellos producen posee las propiedades publicitadas, Martin Harris viajó a Nueva York para lograr un certificado del Dr. Charles Ansthon que diera validez al público sobre la traducción hecha por José Smith sobre el Libro de Mormón[1].

José estuvo de acuerdo en que Martin Harris hiciera ese viaje y copió alguno de los caracteres del Libro de Mormón con su correspondiente traducción, los cuales Martín Harris presentó al profesor Anthon para que comprobara que la traducción era correcta. El relato está en JSH 1:64-65; en el cual se destaca el cumplimiento de la profecía por parte de dicho profesor al mencionar que él no podía leer un libro sellado[2].

Martín Harris volvió sin el certificado esperado por causa de que quien lo emitió posteriormente lo rompió para no ver su nombre certificando un evento que incluía la ministración de ángeles en esa época.

El profesor Anthon posteriormente hizo afirmaciones desmintiendo estos hechos, sin embargo la veracidad de los mismos se ve reflejada en la actitud posterior de Martin Harris quien dio importante apoyo a José Smith e hipotecó sus propiedades para tener los recursos para la impresión y publicación del Libro de Mormón, si hubiese tenido dudas no hubiese gastado tanto dinero en lago que no tenía certeza de su veracidad.

Lo importante de todo este acontecimiento son dos cosas, la primera es el cumplimiento de la profecía, y segundo el apoyo y conversión de Martin Harris a la causa del establecimiento de la Iglesia. Para él fue muy difícil apoyar a José durante su traducción por motivo de su esposa venenosa que permanentemente asediaba a los Smith buscando las planchas y hostigando, hasta que finalmente ella fue la responsable de la pérdida de las 116 páginas traducidas del Libro de Lehi en el Libro de Mormón. Nunca quiso admitir qué finalmente ocurrió con las páginas, ella decía que las había quemado, pero el Señor reveló el motivo de su pérdida[3].

Diga lo que diga el profesor Ansthon, la actitud de Martin Harris no dependía de los que el admitiera más adelante, pues Harris logró un convencimiento de que la traducción era hecha por el don y poder de Dios. Ansthon era profesor del Columbia College, que más adelante llegó a ser la Universidad de Columbia, pero era profesor de Latín y Griego, lenguas muertas de Europa. Debido a que su carrera él era un lingüista pudo conocer algo de la escritura que le llevaba Martin Harris. Ansthon hace dos declaraciones sobre ellas: primero, que ellos eran caracteres genuinos egipcios, caldeos, asirios y árabes; y segundo, que la traducción era exacta. Sobre la primera observación es posible que él reconociera tales caracteres, pero no por seguro; los caracteres deben haber sido una mezcla de demótico con hierático y deformados de alguna forma por los nefitas después de tantos años. Pero la segunda declaración es más asombrosa, en la que dice que la traducción era exacta. Sorprende cómo llegó a tal conclusión. Él no hizo ningún libro ni publicación sobre escritura egipcia, sí era una autoridad en latín y griego, pero su orgullo le llevó a no ser honesto en admitir que no conocía su traducción. Hace muy pocos años Champolión había publicado su diccionario egipcio, y haber traducido un texto debía llevar horas y no sólo con mirarlo llegar a concluir que la traducción era exacta. Ansthon consideró dos posibilidades ante la consulta de Harris, si le decía que la traducción no era exacta él debía proponerle otra traducción, pero no tenía los medios intelectuales para hacerla; y la otra alternativa, que era más económica, era admitir que la traducción era muy buena, lo cual no le requeriría ningún esfuerzo ni costo, pero no era una alternativa decir que no sabía si la traducción era correcta, su orgullo le impidió considerar tal alternativa. Pensó que pudiese ser un motivo de desprestigio. A Martin Harris le bastaba con saber que los caracteres eran auténticos, porque el muchacho de campo que él conocía no podía haberlos inventado ni tenía educación para escribirlos.

Finalmente Harris volvió contento con o sin certificado, porque él ya lo sabía, le hubiera gustado tener el certificado para restregárselo a su esposa, pero lo importante es que en esa época él lo supiera por su rol en apoyar a José en sacar a luz el Libro de Mormón. Pese a su alejamiento posterior, él volvió a la Iglesia, inclusive viajó y murió en Utah en 1875, cercano al círculo mormón que le debe su gratitud.




[1] JS-H 1:63-65
[2] Isaías 29:11-12; 2 Nefi 27:10
[3] D&C 10


Roberto

miércoles, 25 de abril de 2012

Moisés un Líder Innato

Hijas de Jetro - Boticelli

No siempre tenemos la historia con los hechos de la vida de los grandes profetas antes de que fuesen llamados por Dios para su obra, casi siempre tenemos la narración exclusiva de su ministerio y en forma resumida.
En Moisés 1 se le habla a Moisés de una manera muy clara de su llamamiento, lo cual era un desafío imposible para quien no tuviese los atributos requeridos. ¿Pero Moisés había demostrado capacidad para tal labor?¿Tenía las características ya desarrolladas de un gran líder?
Con la historia de Moisés se nos permite observar algunos acontecimientos antes de que recibiera la enorme responsabilidad de conducir a Israel hacia la libertad. Estos hechos nos permiten observar un gran atributo de liderazgo natural en Moisés, que nos impulsa a intentar imitar en nuestras labores como líderes.
Moisés tenía la capacidad de involucrarse en los problemas de otros, hacer suyo las aflicciones que atormentaban a sus semejantes, al grado de tomar riesgos que podrían afectar seriamente su fututo o su vida.
Al observar los abusos y el trato inhumano sufrido por su pueblo, los israelitas, por manos de los egipcios, sintió el impulso, desde su gran comodidad, de defender a su “hermano” sin importarle las consecuencias que aquella actitud temeraria traería sobre él. La consecuencia de este hecho fue el autoexilio, al enterarse de que se había hecho público su daño al egipcio, y que el faraón intentaría matarlo (Éxodo 2:11-14).
Moisés intervino porque sintió como una ofensa o aflicción personal lo que sufría el israelita, aunque él pudo usar otros medios políticos para intentar  bajar la opresión que los egipcios habían impuestos sobre los hijos de Jacob, decidió defender al Israelita como si fuera él quien estuviese actuando en defensa propia.
Al llegar al pozo en Madian a reponer fuerzas, al comienzo de su exilio, observó como varios pastores echaban a las ovejas y a las hijas de Jetro de las cercanías del pozo, acción que parece que siempre sufrían estas pastores, lo que las retrasaba en sus labores de dar de beber a las ovejas. Moisés nuevamente sintió el impulso de intervenir, no de observar ni escuchar, sino de participar en la aflicción del otro, del afligido. Defendió a las hijas de Jetro de las acechanzas de los otros pastores sin temor de ser lastimado o dañado, y después de defenderlas participó en sus labores, abrevando a las ovejas (Éxodo 2:16-17).
Que importante es que el rebaño del Señor tenga líderes que cuidan de él de una forma tan comprometida, no líderes que observen o simplemente escuchen alguna aflicción, sino que la sientan como suya y luchen con o por los miembros afligidos. Estos rasgos tan propios de un pastor de ovejas, que da su vida por las ovejas, era un atributo de Jesucristo que Moisés tenía grandemente desarrollado. Ahora Moisés comenzaría a pastorear ovejas por 40 años como su preparación final para dirigir al rebaño del Señor por 40 años más.


Roberto

martes, 27 de marzo de 2012

¿El diluvio destruyó a todos los seres vivientes?


Todos conocemos el relato del diluvio en la época de Noé, y cómo este patriarca construyó una gran arca en la cual introdujo alimentos para él y los animales para un año por lo menos, animales en parejas, y a su familia compuesta por 8 personas.
Está bien creer en milagros y no me opongo a ellos, pero la historia del diluvio, como generalmente la aceptamos y la hemos oído por años, tiene otros elementos que me han hecho revisar este evento para distinguir que fue real, qué está en las escrituras efectivamente y qué es parte de ideas personales de autoridades.
Los elementos que tradicionalmente oímos sobre el diluvio son los siguientes:
  • Que el diluvio cubrió todo el planeta, alcanzando el nivel del agua a cubrir el Himalaya por varios metros.
  • Que todos los animales y personas murieron excepto la familia de Noé y los animales del arca.
  • Que toda la población actual son descendientes de Noé.
  • Que el diluvio fue el bautismo de la tierra

Hay razones suficientes para tener dudas aceptables sobre un diluvio con todas las características mencionadas. El centro generalmente de la interrogante principal es la universalidad del diluvio, esta creencia es aceptada por los miembros de la iglesia sin ningún problema, pero quiero ofrecer un punto de vista distinto y plausible dentro de nuestro pensamiento mormón sobre este evento.
Año del Diluvio
Si podemos confiar en la cronología bíblica, que es bastante bien construida y confirmada por las escrituras modernas, el diluvio se ubica en entre los años 2.500 y 2.300 a.C., unos 1.600 años de la creación de Adán y Eva.
Tradiciones y registros
Es cierto que hay muchos pueblos que conservan tradiciones de un diluvio, uno de los más conocidos e importantes es la tradición sumeria que se encuentra registrada en caracteres cuneiformes, y narran una historia bastante similar a la de Noé. Pero también existen varios pueblos que no tenían ninguna historia o relato significativo a este evento como los egipcios que tenían la capacidad de llevar registros pero sólo conservaban anotaciones de las crecidas del Nilo, por lo menos las encontradas hasta ahora.
Continuidad histórica
Siguiendo con los egipcios, las primeras cinco dinastías dominaron Egipto en una época pre-diluviana. No parece que haya muerto toda esa nación y comenzado desde cero a establecer un nuevo pueblo con el mismo tipo de escritura, dioses, y otros elementos culturales. Algo muy similar ocurre con la cultura china.
Registros sedimentarios
Un diluvio que haya cubierto la tierra con agua por casi un año dejaría rastros de sedimento que permitieran a los geólogos de todo el mundo establecer este evento con una fecha aproximada a la bíblica, pero no existe esas marcas en el estrato de la tierra. Algunos creen que la gran glaciación corresponde con el diluvio, pero hay varios miles de años de diferencia.
Animales autóctonos
Si todos los animales del mundo estuvieron en el arca no sería difícil encontrar Kanguros en diferentes partes del mundo, así como llamas, ornitorrincos, etc. Pero lo que observamos es que hay animales que por miles de años han habitado una sola región como Madagascar, Australia, América, Galápagos, etc. No podríamos entender esto si sólo hace 4.300 años todos estuvieron compartiendo un mismo hábitat.
Qué dicen las escrituras
Los versículos que describen la magnitud del diluvio son los 19-20 del capítulo 7 en adelante. Estos versículos nos han enseñado como fue:

Y las aguas prevalecieron mucho sobre la tierra; y todos los montes altos que había debajo de todos los cielos fueron cubiertos. Quince codos más alto prevalecieron las aguas; y fueron cubiertos los montes. (Génesis 7:19-20)
Lo primero que es importante revisar es el significado de la palabra “tierra”, la biblia usa las palabras eretz y adamah que son traducidas por “tierra”, pero se usan indistintamente para nación, país, campo o terreno. No tienen necesariamente la connotación de "el planeta tierra". Por esto podemos pensar que el relato del diluvio se refiera más a un evento local percibido por quien vivió esa experiencia. Si Noé  partió en América en el arca hasta Asia, al navegar por al océano debe haber sentido que se inundó todo el planeta, no veía montañas ni cumbres lo que lo debe haber llevado a pensar que estaba sobre todos los montes por varios metros.

En las escrituras modernas no encontramos una referencia al diluvio de que haya cubierto todo monte. En la Perla de Gran Precio la narración termina con la predicación de Noé, no tenemos la narración completa del diluvio. Doctrina y Convenios habla de Noé pero sólo como personaje histórico para completar la línea del sacerdocio. El Libro de Mormón menciona que el diluvio cubrió la tierra, pero no que su nivel superara la cumbre de las montañas, la tierra entera pudo ser cubierta con agua por lluvia, pudo haber llovido en todo el planeta quizás y de esta forma el diluvio cubrió toda la tierra. Gran cantidad de metros de nieve pudo acumularse en la cima de los montes y siendo la nieve otro estado del agua puede coincidir con el versículo.
El bautismo de la tierra
Existe una idea ampliamente difundida de que la tierra fue bautizada por medio de este diluvio. Esta idea tiene su origen en el siguiente comentario de Pedro:

los que en otro tiempo fueron desobedientes, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, a saber, ocho, fueron salvadas por agua. El símbolo de la cual corresponde al bautismo que ahora nos salva (no quitando las inmundicias de la carne, sino como la petición de una buena conciencia ante Dios) por la resurrección de Jesucristo, (1 Pedro 3:20-21).
Pedro es capaz de observar en el diluvio un símbolo de purificación de la tierra por agua con el bautismo que purifica a las personas creyentes. Pedro no dice que la tierra recibió su bautismo durante el diluvio y tampoco lo hacen las escrituras modernas. Se debe reconocer que José Smith parafraseó algo similar al decir “la tierra fue lavada de su iniquidad por el diluvio…”(History of the Church  1:283). Podemos entender que la eliminación de pueblos inicuos por agua equivale a una limpieza o lavado de la tierra de esa iniquidad, pero no es idéntico a decir que fue un bautismo como entendemos la ordenanza salvadora.

El hecho de que la tierra sea celestializada no significa que deba pasar por un bautismo. Si otras criaturas, además de los hijos de Dios, deben ser bautizados por sus pecados, ¿cuál es el pecado de la tierra? Ella no es responsable por lo que hacen las personas sobre ella. Pero para qué ir más lejos, no es doctrina en ningún libro canónico ni discursos que recuerde, que el bautismo se extienda a otros seres para ser celestializados. Aun habrá seres humanos en el reino celestial sin que hayan tenido un bautismo, como es el caso de los niños que murieron antes de los 8 años, ya que por ellos no se realizan bautismos vicarios.
El versículo clave
Durante la experiencia de Enoc con el Señor, se le permite ver los hechos futuros como el diluvio sobre sus descendientes. Enoc era el vice abuelo de Noé, y el Señor le promete:

Y el Señor no pudo resistir; e hizo convenio con Enoc, y le juró con juramento que detendría las aguas; que visitaría a los hijos de Noé; y expidió un decreto inalterable de que un resto de su descendencia siempre se hallaría entre todas las naciones, mientras permaneciese la tierra; (Moisés 7:51-52)
La parte clave dentro de estos versículos es “un resto de su descendencia siempre se hallaría entre todas las naciones”, si todas las naciones estarían compuestas por la descendencia de Noé, entonces no tiene sentido esta promesa, pues la promesa establece que en cada nación habría algún o algunos descendientes de Noé, y por tanto de Enoc.

Este versículo establece que hubo sobrevivientes al diluvio además de los que estuvieron dentro del arca, lo que confirmaría que el nivel del agua no subió a la altura de los montes más altos. Da sentido a la historia registrada de los pueblos que no se vieron afectados mayormente por el diluvio. No parece que la voluntad de Dios fuera destruir toda la vida sobre el planeta, pues Noé no tenía por instrucción salvar a los animales acuáticos, ellos sobrevivieron por sus medios, de igual forma como lo deben haber hecho otros seres terrestres.

Creo en el diluvio, que Noé siguió los consejos de Dios, predicó y salvó a su familia juntamente con animales de un diluvio catastrófico que produjo la muerte de millones de personas, y que permitió el traslado de Noé a Asia. Claramente no tengo todas las respuestas, pero si una visión plausible de los hechos que pudieron ocurrir durante ese húmedo evento.

 Ver:



 Roberto
laperladegranprecio.blogspot.com

domingo, 18 de marzo de 2012

Abraham y el conocimiento de las estrellas


El conocimiento astronómico que Abraham obtuvo sobre las estrellas lo adquirió de tres fuentes distintas pero relacionadas:
  1. Cuando él adquirió el registro de los padres, o sea lo que escribieron los patriarcas antediluvianos, descubrió que contenía información sobre las estrellas, constelaciones lo cual era útil para saber sobre las estaciones y ciclos de la tierra. Y por supuesto la información astronómica da testimonio de la gloria de Dios. [1]
  2. La segunda forma en que Abraham adquirió conocimiento sobre los astros y la relación de estos con Dios, fue por medio del Urim y Tumim. Al ver en ellos se le permitió gozar de visiones que a través de estos instrumentos de revelación lo iluminaron con información reservada para los escogidos por Dios. [2]
  3. La tercera forma de cómo Abraham supo de los cielos fue por medio de la revelación directa, siendo él un vaso limpio el Espíritu de revelación podía posarse sobre él y entregarle esta información que le serviría para presentarse ante faraón y enseñar  sobre la grandeza de Dios. [3]


[1] Abraham 1:31
[2]  Abraham 3:1-3
[3] Abraham 3:12


Roberto
laperladegranprecio.blogspot.com

jueves, 23 de febrero de 2012

Adán y Eva Símbolos de Cristo y La Iglesia



Eva es símbolo de la Iglesia y Adán es símbolo de Cristo.

Eva hallándose desterrada solicita a Adán que coma.

Ella transgrede por engaño pero es Él quien lo hace a pleno conocimiento por sacrificio y amor a ella, ya que ella estaba destinada (y nadie más) a ser la madre de los hombres y de Jesús: "No obstante, reinó la muerte desde Adán hasta Moisés, aun en los que no pecaron a la manera de la transgresión de Adán, el cual es figura del que había de venir." (Romanos 5:14)

Es solamente luego de la caída que ella se da cuenta y reafirma lo que Adán tenía claro antes de comer. Como dice el Libro de Mormón, fue Adán quien cayó “para que los hombres existiesen" (2 Nefi 2:25).

Así como Adán se entregó a la muerte por Eva y la santidad de la familia (que es la creación superior) Cristo se entregó a la Iglesia y se unió con ella y la salvó.

Por esto Cristo es la cabeza de la Iglesia. Tambien Adán de Eva. Adán es el símbolo de Cristo, Eva de la Iglesia de Él.


Este artículo fue parte del comentario de IGonzals a la entrada Eva como símbolo de Cristo. IGonzals es investigador y colaborador del gran blog Evidencias del Libro de Mormón.

sábado, 18 de febrero de 2012

Los tres Periodos en la Visión de Enoc


Enoc es un personaje muy importante del cual la Biblia nos dice muy poco, hay sólo seis versículos en el Génesis que se refieren a él (Génesis 5:18-24), y tres citas en el Nuevo Testamento, en Lucas 3:37; Hebreos 11:5; y Judas 1:14. Hay muchas más referencias en la literatura de los rollos del Mar Muerto o en la biblioteca de Nag Hammadi.
Hoy tenemos en la literatura mormona canónica parte de los escritos de Enoc en el Libro de Moisés, en la Perla de Gran Precio. Originalmente el Libro de Moisés comprendía la traducción de José Smith de Génesis 1:1-6:13; y el capítulo 7 de Moisés fue publicado como “El Libro de Enoc” originalmente en el Evening and the Morning Star de 1832.
Este capítulo 7 era llamado la Visión de Enoc, la cual tiene una notable forma en cómo está escrito. En esta visión a Enoc le es permitido ver tres periodos o épocas claves en la humanidad, como el diluvio en el tiempo de Noé; el tiempo de la crucifixión en el meridiano de los tiempos; y los últimos días.
Lo que es notable es que en cada uno de estas tres épocas se desarrollan las mismas actividades o acciones. En estas tres edades de la tierra tan separadas en tiempo se repiten los siguientes elementos:
  • Dios describe esos días como un tiempo de iniquidad y venganza.
  • Hubo llanto a causa de esa iniquidad y venganza.
  • Enoc preguntó “¿Cuándo descansará la tierra?” o algo similar.
  • Hubo una gran destrucción, principalmente causada por actividad sísmica.
  • Mientras la actividad sísmica destruía a los malvados, los justos fueron “elevados” y preservados.
La siguiente tabla muestra los versículos del capítulo siete relacionados con cada evento.


Días de Noé
Meridiano de los Tiempos
Últimos Días
Iniquidad y Venganza
25, 26, 33, 34, 41
46
60
Llanto
28, 29, 31, 44
49
58
Cuando descansará la tierra
45
48, 54
58, 61, 64
Destrucción, actividad sísmica
34, 38
56
61
Los Justos son llevados
21, 23, 27
47, 55, 56, 59
63


 Al igual que el Libro de Mormón nos muestra el ciclo trágico del orgullo, el cual se repite vez tras vez, hasta que provoca la destrucción total de los nefitas, la visión de Enoc nos muestra la semejanza en los eventos sobre grandes tribulaciones y destrucción, con el mismo fin que el Libro de Mormón, aprender de los eventos pasados para prepararnos para vivir el tiempo que nos toca, el que es muy cercano a la Segunda Venida del Señor, formamos parte de estos últimos días, y la luz que trajo el Libro de Enoc estaba guardada para prepararnos a nosotros para estos eventos.
Ver.

jueves, 26 de enero de 2012

El simbolismo del Sol y Sión


El Libro de Moisés nos dice que el tiempo que permaneció Sión sobre la tierra fueron trescientos sesenta y cinco años, pero Génesis le asigna los trescientos sesenta y cinco años a la vida de Enoc (Génesis 5:23). En Moisés 8:1 se nos dice que Enoc vivió 430 años (65 años de vida antes de ser llamado, más 365 años de establecer Sión), lo que se confirma en D&C 107:48-49.
Siendo trescientos sesenta y cinco el número que relacionamos con la duración de un año solar, podemos inferir sobre la intencionalidad de que el sol fuese un símbolo para Sión según Moisés 7:68; pero a su vez Génesis intenta simbolizar el sol con Enoc.
Todos vemos en el sol un símbolo de la gloria celestial y no estaría fuera de lugar simbolizar con el sol a un pueblo y a su líder que vivieron las leyes celestiales formando un pueblo santo digno de ser trasladados y llevados de este mundo telestial.
Pero el sol no sólo es símbolo de lo celestial, en Malquías 4:2 leemos:

“Mas para vosotros, los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia y en sus alas traerá sanidad; y saldréis y saltaréis como terneros del establo.”
En las palabras de Malaquías vemos cómo el sol se utiliza como un símbolo de Cristo, por medio de quien se obtiene la gloria celestial. Por tanto podemos ver que finalmente Enoc y su pueblo fueron un símbolo del Salvador, por llevar una vida recta, generosa, bondadosa y fundada en el amor.

 

Ver: Cuánto tardó enoc en edificar Sión?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...